sábado, 8 de enero de 2011

Los animales vertebrados

Los vertebrados

Los vertebrados pertenecen al reino Animal. Su nombre proviene de las vértebras que poseen, piezas óseas que al unirse forman la columna vertebral; la unión es articulada, lo que confiere solidez al animal, pero a la vez le permite volverse y doblarse

Características principales

Animales como las carpas, las ranas, las culebras, las águilas, los lobos o el ser humano tienen aspectos muy diferentes, pero todos son vertebrados y comparten una serie de características comunes:
  1. Su cuerpo presenta simetría bilateral, que consiste en tener dos partes simétricas respecto a un plano.
  2. Tienen el cuerpo dividido en tres partes principales que son: la cabeza, el tronco y la cola; en algunas especies, esta última se pierde durante el desarrollo embrionario. En el tronco generalmente aparecen dos pares de extremidades, uno delantero y otro trasero, articuladas con huesos y cartílagos, que pueden presentar forma de pata, ala, aleta o, como en las culebras y serpientes, haber desaparecido.
  3. Presentan un esqueleto interno o endoesqueleto, formado por huesos y cartílagos, cuya función es la de proteger, dar consistencia y facilitar el desplazamiento del cuerpo o de alguna parte del mismo. Está formado por el cráneo y la columna vertebral, de la que salen las cuatro extremidades y las costillas. (costillas: huesos largos y curvos que aparecen a ambos lados de la columna, que, al juntarse por delante en un hueso' el esternón, forman un armazón que abarca el tórax y parte del abdomen, protegiendo órganos tan importantes como los pulmones y el corazón.)
  4. El sistema nervioso consta de:
    1.  la médula espinal, formada por un cordón nervioso alargado que recorre el dorso del animal, protegida por la columna vertebral y
    2.  el encéfalo, un ensanchamiento de la médula espinal situado en la cabeza. Protegido por  el cráneo.
    3. Tienen los órganos de los sentidos bien desarrollados, situados fundamentalmente en la cabeza.

Aparatos y reproducción

El aparato respiratorio puede estar constituido por branquias o por pulmones, según el medio en el que viven; algunas especies respiran a través de la piel, es decir, tienen respiración cutánea.
En el aparato circulatorio, el corazón suele estar situado en la parte ventral y puede tener de dos a cuatro cavidades; todos presentan circulación cerrada, en la que la sangre siempre va por el interior de los vasos sanguíneos. En reptiles, aves y mamíferos la circulación es doble, con dos circuitos -el general y el pulmonar-, y en aves y mamíferos es, además, completa, sin mezcla de sangre arterial y venosa. Presentan sexos separados, salvo algunos peces, y se reproducen siempre sexualmente, por fecundación externa: se produce en el exterior y la poseen la mayoría de los animales acuáticos. La hembra deposita los óvulos en el exterior y el macho los cubre con los espermatozoides.
O interna: tiene lugar en el interior de la hembra, donde generalmente el macho, mediante cópula, deposita los espermatozoides. Es propia de la mayoría de los vertebrados terrestres, con la excepción de algunos anfibios.
Según su desarrollo embrionario son ovíparos, vivíparos u ovovivíparos.
Todos los vertebrados tienen unas características comunes y comparten un mismo modelo de organización.


Clasificación

 En función del recubrimiento de su piel, su reproducción, el tipo de extremidades, etc., se dividen en cinco grupos con distinta categoría taxonómica: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Peces 

La superclase de los Peces es el grupo más numeroso de los vertebrados. Son acuáticos y, según donde habitan, se distinguen peces de agua dulce, peces de agua salada y peces de agua salobre. Se alimentan de distintas formas: filtran sustancias del agua, son depredadores, comen algas, etc.
  1. Su cuerpo está adaptado a la natación por su forma de huso, presenta fuertes músculos y está cubierto de escamas, pequeñas placas de hueso superpuestas.
  2. Sus extremidades tienen forma de aletas para nadar, diferenciándose en pares (pectorales y ventrales), que se encargan de la dirección del movimiento, e impares (dorsal, anal y caudal), que producen el avance
  3. La mayoría posee vejiga natatoria que, mediante la entrada o sa­lida de gases, les permite flotar a distintas profundidades.
  4. Tienen un órgano sensorial llamado línea lateral, que recorre lateralmente todo el cuerpo y detecta cambios de presión del agua. Para respirar deben conseguir el oxígeno que hay disuelto en el agua, función que realizan las branquias. Son estructuras laminares con muchos vasos sanguíneos, situadas a ambos lados de la cabeza, que deben estar siempre húmedas para poder realizar su función. El corazón está dividido en dos cavidades, una aurícula y un ventrículo. La mayoría de los peces presentan sexos separados y son ovíparos, aunque algunos son ovovivíparos. La fecundación puede ser externa e interna. Son ectotérmicos (poiquilotermos), su temperatura corporal depende de la que tenga el agua.

Anfibios

 La clase de los Anfibios no es más que el resto de un grupo dominante y abundante en otros tiempos, constituido por los primeros vertebrados que adoptaron la vida terrestre, aunque sin desligarse totalmente del agua, necesaria para su reproducción.
  1. Su cuerpo está dividido en cabeza, tronco y cola, aunque esta última falta en algunos.
  2. Poseen cuatro extremidades en forma de pata, son tetrápodos.
  3. Su piel carece de escamas y es poco impermeable, por lo que siguen muy ligados a medios húmedos y tienen en ella diferentes glándulas, situadas en distintas zonas, unas que humedecen siempre el cuerpo y otras que segregan veneno.
La mayoría son ovíparos, sitúan las puestas en el agua, y presentan metamorfosis. Las larvas, al ser acuáticas, tienen respiración branquial. Los adultos, como son terrestres, poseen respiración pulmonar, pero el oxígeno que obtienen así es insuficiente, ya que tienen los pulmones pequeños, y se complementa con respiración cutánea. Las larvas tienen el corazón formado por dos cavidades, una aurícula y un ventrículo, y los adultos por tres, dos aurículas y un ventrículo. Son ectotérmicos, su temperatura corporal depende del medio en el que se encuentren. Habitan en zonas cálidas y suelen hibernar.

Reptiles




 Los reptiles Son una clase que se formó a partir de los anfibios fue muy abundante hace unos 225 millones de años en la llamada era de los reptiles o era de los dinosaurios. Son los primeros vertebrados totalmente terrestres, aunque algu­nos han regresado al agua, como las tortugas marinas.
  1. Su piel es seca, con escamas córneas de formas y tamaños variados formadas por piel dura y gruesa que evita la pérdida de agua.
  2. Son tetrápodos, de extremidades cortas con cinco dedos terminados en garras. Pueden no tener patas y siempre se arrastran por el suelo al desplazarse, característica de la que deriva su nombre.
  3. Su cuerpo muestra gran variabilidad.

Aves

La clase Aves, surgida a partir de los reptiles primitivos es el segundo grupo más numeroso de vertebrados.
  1. Su cuerpo tiene forma de huso para adaptarse al vuelo, y está cubierto de plumas.
  2. Las extremidades anteriores están transformadas en alas, normalmente adaptadas al vuelo, mientras que las posteriores, con esca­mas, son patas adaptadas a la marcha. Son, por tanto, tetrápodos de marcha bípeda. La cola, atrofiada, es un penacho de plumas.
  3. Su esqueleto está formado por huesos huecos, con espacios aéreos en su interior que los hace muy ligeros. En las aves voladoras, el esternón forma una quilla, que es un saliente donde se insertan los potentes músculos pectorales que mueven las alas.
  4. Su boca presenta un pico sin dientes, adaptado a su alimentación.
El aparato respiratorio presenta unos pulmones pequeños que se continúan en sacos aéreos; estos se extienden por el cuerpo y el interior de los huesos, favoreciendo así la respiración durante el vuelo. Tienen circulación doble y completa, con corazón de cuatro cámaras, dos aurículas y dos ventrículos, perfectamente separadas. Presentan fecundación interna y huevos con amnios, de cáscara rígida y resistente. Algunas aves tienen dimorfismo sexual (son diferencias en forma, tamaño, color, etc., entre el macho y la hembra de la misma especie. Por ejemplo, las hembras de la mayoría de las rapaces suelen ser mayores que los machos. Los machos de anátidas tienen plumajes más vistosos que las hembras.) Las aves incu­ban sus huevos y cuidan de las crías hasta que son adultas.


Mamíferos

Es la última clase de vertebrados que apareció por evolución de un grupo de reptiles desaparecidos. Están presentes en los medios aéreos, terrestres y acuáticos.
  1. Tienen el cuerpo dividido en cabeza, tronco y cola.
  2. Su piel está cubierta de pelos. Presentan además variadas formaciones córneas y multitud de glándulas cutáneas como las mamarias productoras de leche. Los pelos y las mamas son exclusivas de los mamíferos.
  3. Tienen dos pares de extremidades con una organización esquelética llamada quiridio, de cinco dedos, aunque puede reducirse, adap­tadas a la función que realizan.
El sistema nervioso, con un encéfalo grande, es muy importante y eficaz, lo que se manifiesta por el gran desarrollo de los órganos de los sentidos y de las estructuras que los rodean (hocicos, orejas, etc.). Poseen pulmones bien formados, circulación doble y completa y cora­zón con dos aurículas y dos ventrículos. Son homeotermos.
Presentan dimorfismo sexual y fecundación interna. Tienen amnios y la mayoría son vivíparos. Paren pocas crías, que las madres alimentan con leche de sus mamas y cuidan hasta valerse por sí mismas. Su alimentación es muy variada. La clasificación de los mamíferos, a pesar de tener pocas especies, es muy compleja.


El ser humano

Cuando hablamos del ser hu­mano, nos referimos a la especie Homo sapiens, único representante actual del género Homo, dentro de la familia de los Homínidos, perteneciente al orden de los Primates.
Nuestro cuerpo está adaptado a la postura erguida, con el cráneo apoyado y comunicado con la columna, curvada en «S».
Caminamos con las extremidades posteriores o piernas, que terminan en pies cuya planta apoyamos al caminar (plantígrados) con dedos cortos y sin pulgar oponible. Los huesos que forman la pelvis son cortos y anchos.
Las extremidades anteriores, que se denominan brazos, son más cortas y no son utilizadas para el desplazamiento; terminan en unas manos libres y prensiles al tener el dedo pulgar perfectamente oponible, que permite coger diversos objetos.
Son rasgos distintivos de nuestra especie:
  1. El cerebro, muy voluminoso.
  2. La capacidad única para fabricar instrumentos variados.
  3. La infancia larga, que supone un amplio período de aprendizaje.
  4. El lenguaje articulado con el que podemos transmitir conocimientos.
  5. El modo de caminar bípedo, apoyando solo dos extremidades.
  6. Una sexualidad que no está ligada solamente a la reproducción.
Otros rasgos característicos son:
  1. La pérdida casi completa de pelaje, abundante solo en algunas zonas, como en la cabeza.
  2. La presencia en todo el cuerpo de numerosas glándulas sudoríparas, con las que se produce el sudor que ayuda a bajar la tempe­ratura corporal.
  3. El dimorfismo sexual, con la hembra que ha desarrollado senos en la zona pectoral con glándulas mamarias, que, como en los demás mamíferos, producen leche para alimentar a los recién nacidos; las crías nacen totalmente desarrolladas, pero del todo indefensas, necesitando cuidados durante bastantes años.
  4. El órgano mejor desarrollado es el de la vista, presentando visión estereoscópica (podemos ver en relieve) y en color. Las orejas son inmóviles y el olfato está poco desarrollado.


http://www.educared.net/aprende/anavegar5/podium/images/a/2564/animales_vertebrados.htm

http://faunaiberica.org/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada